“La Yedra, de Mónica Rodríguez”

Hace unos trece años, Mónica Rodríguez Ortiz abrió el Restaurante La Yedra en Carmona.
Ella no tiene ascendencia hostelera, estudió Empresariales, estaba muy bien cualificada y su éxito estaba casi garantizado también en otros sectores.
Con mucha cabeza, ideas muy claras y entusiasmo a raudales dibujó en su mente este proyecto y recorrió lugares de referencia gastronómica en Europa, como Suiza, Italia, París, Portugal…  y realizó cursos en Barcelona, Madrid y Sevilla.

Después de muchos meses de formación y de ir y venir mientras dirigía su restaurante, optó por cambiar la secuencia: en lugar de viajar ella, decidió traer a La Yedra a grandes chefs de los que aprender en directo en el día a día pero en su propia cocina. Una inversión en talento que le llevó a consolidarse como una gran profesional conocedora de experiencias gastronómicas de alto nivel y poder transmitir con sus propuestas reales lo que había dibujado en su mente. Desde entonces es ella quien ha preparado a muchas otras personas.

Foto: Gracia Bueno

Saborear, degustar…

La Yedra aporta a los paladares exigentes una cocina sencilla, de calidad, con una materia prima selecta de primera, solamente con productos frescos que elaboran con mucho mimo de forma casera y con la mínima manipulación para no perder la esencia de sus propiedades.
Su comida es mediterránea internacional, con reminiscencias de la cocina tradicional pero con toques modernos que potencian sabores exquisitos, en una cuidadísima presentación de sus platos.

Una carta suficientemente amplia y variada con propuestas originales y tradicionales que merece la pena probar. Con toques propios, en arroces, carnes, pescados, entrantes…
Por ejemplo ese fantástico ‘Cremoso de arroz con boletus, parmesano, aceite de trufa, espinacas…’ o el ‘Carpaccio de champiñones Portobello con trufa rallada y huevo roto’ o un Cordero lechal con denominación de origen Churra, horneado a baja temperatura que es mantequilla pura y exquisita…  Los postres son caseros.
También disponen de un elaborado menú del día de una gran aceptación que puede ser degustado de lunes a viernes a mediodía al precio cerrado de 18€ (IVA incluido).
Un detalle de la casa muy agradecido por el público, es su atención especial a personas celíacas en todos los platos incluidos postres.
Cada vez es más frecuente también probar su excepcional ‘menú degustación’ en dos modalidades: corto, compuesto de 6 platos o largo, de 12 platos. En ambos casos hay que solicitarlo al hacer la reserva.

Mónica Rodríguez (a la izquierda), con la segunda jefa de cocina Carmen Poley. Después de un mediodía agotador, en momento recargar “pilas”. Hay que preparar de nuevo la alegría para la hora de las cenas. (Foto:Gracia Bueno)

Comer o cenar en La Yedra es convocar a los cinco sentidos a disfrutar

Si sobresaliente es su comida, también lo es el marco donde se celebra la experiencia.
Mónica Rodríguez ha conseguido crear un ambiente en donde se para el tiempo y se disfruta de la magia de desaparecer dentro de uno mismo con las personas con las que se quiere compartir ese momento exclusivo.

La tranquilidad y la serenidad que transmite este rincón queda celosamente guardada de bullicios externos, entre callecitas de ensueño, a pocos metros del Parador y a menos aún de la mirada infinita del mar verde de la Vega de Carmona, suficientemente escondido en un entorno paradisiaco situado en la altura máxima del pueblo desde donde se divisa el horizonte.

Foto: Gracia Bueno

El restaurante está instalado en una casa andaluza del siglo XVIII, restaurada a propósito para albergar este paraíso gastronómico que ha conseguido ser.
Recuerda a los pequeños restaurantes con encanto que las películas escenografían en sitios privilegiados, emblemáticos… Gimignano, Santorini, Portobello, Ibiza, Sintra, La Toscana, Cascais… En esa línea de restaurantes que encandilan, está La Yedra en Carmona.

Un patio andaluz decorado en minimalista manteniendo la estructura de los rincones de la propia casa, se enriquece sistemáticamente con el toque de distinción del paisajismo con flores y plantas que crea el prestigioso artista sevillano de este tipo de decoración, Eduardo Ramos Romero, quien consigue imantar las miradas hacia cada detalle floral.

De noche, el ritual es aún más romántico.

La iluminación de las velas, las notas suaves del piano en directo a veces o de una delicada selección de música elegida; el canto del agua de los caños del antiguo abrevadero, la silueta del limonero centenario y lunario, siempre en fruto nuevo; el aroma de las flores, la vegetación cercana… multiplican el efecto que el paladar ya disfruta. No prescindas de cenar en La Yedra en buena compañía de pareja y amigos, porque al compartir algo tan exclusivo el placer se convierte en un momento inolvidable.

Foto: Gracia Bueno

A veces el clima invita al recogimiento de las estancias de interior, al simple placer de estar en un comedor precioso para unos 35 comensales o en el reservado para eventos pequeños de unas 25 personas. Ambos consiguen el mismo efecto delicioso de sentirse muy a gusto.

El servicio es distinguido, atento, personalizado, con mucha amabilidad, cercano pero en la distancia adecuada para que los comensales no nos sintamos agobiados ni observados.
Mónica supervisa con elegancia, con clase y distinción cada detalle y siempre está cuidando que todo funcione. No es una propietaria alejada, está siempre moviendo los hilos.

Paladares exigentes

Puede que llegue al ochenta por ciento de sus clientes los que vienen de otros países y muchos de ellos ya se convierten en amigos también al venir año a año buscando sus sabores.
Ocurre parecido con frecuentes conferenciantes, actores, participantes en la dinámica cultural y expositora o empresarial, universitaria que Carmona genera y que eligen su establecimiento por la selección de todo lo que les aporta.
Muchos otros se desplazan exprofeso desde Sevilla o de otras ciudades de distancia moderada como Córdoba, Écija…y pueblos de las cercanías atraídos también por esta experiencia gourmet y por la huella que deja en su memoria gastronómica. Paladares exigentes de toda Andalucía vienen buscando sus exquisiteces.
Manjares cotidianos muy solicitados por muchísimos comensales que vuelven a buscar los sabores de “La Yedra” cada vez que vienen a Carmona.


Restaurante la Yedra. Carmona. Sevilla  www.restaurantelayedra.es/ Tfno: 954 144 525  Móvil: 667 608 736


(Foto de portada: Gracia Bueno)