Homenaje en Málaga al gran Francisco Buiza, escultor e imaginero de Carmona

Foto de portada: Migue Fernández. Diario SUR. Málaga


Se celebra en Málaga una exposición homenaje al gran escultor carmonense Francisco Buiza organizada por la Cofradía del Cautivo y por ArsMálaga Palacio Episcopal.
Abre sus puertas hasta el 16 de septiembre e incluye medio centenar de obras de este genial artista, referente indiscutible de la escultura devocional en la segunda mitad del siglo XX en Andalucía.

La exposición conmemora el 50 aniversario de la bendición de la imagen, obra de Buiza, de la Virgen de la Trinidad (1968) y reúne sus obras ordenadas siguiendo la línea del tiempo.

Se reflejan en esta muestra las distintas etapas de la evolución artística del maestro, desde su primera etapa de búsqueda y de formación; pasando por su etapa de ensayos y de la persecución de su propio estilo, hasta el logro de su madurez y plenitud durante la cual se serena su espíritu e incluso intenta reinventarse. Una etapa que termina bruscamente por la enfermedad, hasta su muerte, el 1 de marzo de 1983.


Cartel de Juanma Sánchez para la exposición.

Comisariada científicamente por Juan Manuel Miñarro, escultor, imaginero, restaurador y profesor de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, que fue discípulo de Francisco Buiza.
Una exposición mimada con un interesante diseño y montaje museográfico de Miguel Ángel Blanco, María de los Ángeles Ávila y el propio gerente de ArsMálaga-Palacio Episcopal.
Con la coordinación institucional del delegado de Patrimonio de la diócesis de Málaga, Miguel Ángel Gamero.
Además, la muestra tiene un comité compuesto por José Manuel Gil Buiza, sobrino del autor y Pedro Ignacio Martínez Leal, su biógrafo.

También han participado en la gestión y la coordinación, Gonzalo Otalecu e Ignacio Castillo y en la comisión técnica, junto con el hermano mayor del Cautivo, se integran los cofrades Pedro Jerez, Samuel Quintero, José Luis Ramos, José Manuel Escribano y Modesto García. Alejandro Morante también ha actuado como documentalista en la muestra.

Acceso a galería fotográfica de la Exposición. Diario SUR. (fotos Migue Fernández) 


Parte de su obra expuesta en esta muestra monógráfica única en Andalucía
De entre ellas destaca la Virgen de la Trinidad, titular de la cofradía del Cautivo, presentada en la capilla del Palacio Episcopal. La actual imagen fue bendecida en la iglesia de San Pablo el 27 de febrero de 1968. La cofradía la adquirió unos meses antes por mediación del influyente diseñador malagueño Juan Casielles del Nido, que conocía la existencia de esta imagen tallada directamente en la madera por Buiza en 1963. Era una época en la que los encargos no eran numerosos, debido a un accidente de moto que provocó severas lesiones en el imaginero y un prolongado estado de convalecencia. Por ello, Buiza realizó la imagen de la que luego fue la Virgen de la Trinidad para que presidiera su casa. Con la Trinidad marca su ideal de belleza de las dolorosas, que resulta casi anacrónica en una etapa especialmente convulsa de su vida.

En la capilla del Palacio Episcopal también se muestra la portentosa talla del Cristo de la Agonía, titular de la hermandad de las Penas de Málaga, realizado en 1972. En esta imagen, el artista representa el drama humano del dolor que había padecido tras su accidente de tráfico, unos años muy duros para el maestro. Era el momento del Buiza vehemente y de explosión desgarradora en sus Cristos.
Pero también fue el momento de contrapuestas ternuras que mostró con sus representaciones infantiles de Niños Jesús, querubines y ángeles, de los que en la exposición podemos ver algunos de los mejores ejemplos de las singulares aportaciones que supo interpretar, como la imaginería decorativa del trono del Cristo del Rescate de Málaga o de los pasos del Cautivo de Santa Genoveva o el Cristo de la Expiración, del Museo, ambas corporaciones de Sevilla.
De su primera etapa, destaca en la muestra la presencia de la Virgen Inmaculada, que recibe culto en la parroquia de San Benito de Sevilla.
De la etapa de ensayos y búsqueda de estilo propio, está el Cristo Crucificado de la Victoria, además de la propia Virgen de la Trinidad.
De su etapa de madurez, el Cristo de la Agonía, entre otros.
Y de su plenitud, el Éxtasis de Santa Rafaela, de la iglesia conventual de San Pedro de Alcántara, de Sevilla, que marca en el año 1977 el inicio de este periodo (tras esta obra llegaron cinco años en los que Buiza produce sus obras más serenas); o el Tránsito de San Juan de Dios, expuesto en la Casa Museo de los Pisa, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, de Granada.


Francisco Buiza Fernández (Carmona, 1922-Sevilla, 1983) fue un escultor e imaginero español que se dedicó fundamentalmente a la talla de imágenes religiosas, aunque también realizó esculturas sobre otros temas.


Foto: Juanma Sánchez

Biografía
Desde pequeño mostró interés por el arte del modelado y la realización de figuras de barro para belenes.
Nacido en una familia de siete hermanos, ya desde niño, estando en el colegio de los Salesianos, hacía figuritas de nacimiento que vendía o cambiaba a sus compañeros de colegio. En ese centro estudió hasta los 13 años de edad, y allí se reafirma en su interés por las artes plásticas, en unos años en los que ya moldeaba figuras con la cera que caía de los cirios en Semana Santa.
Hasta el año 1939 trabaja en su pueblo natal, Carmona, ejerciendo de agricultor, pastor o ganadero, encontrando tiempo para crear figuritas con raíces de olivo que talla con una sencilla navaja. En esa época, la visita a los templos de Carmona para ver sus imágenes procesionales, constituirá un primer aprendizaje artístico del maestro. También en esta época participa en certámenes y concursos locales, en los que obtiene premios y menciones, completando así una primera fase de aprendizaje eminentemente autodidacta.
Viviendo ya en Sevilla, desde 1939 y hasta 1945 trabaja como tallista en el taller de Francisco Vélez Bracho, donde aprende a trabajar la madera con la gubia al tiempo que por las tardes completa su formación cursando dibujo y modelado en la Escuela de Artes y Oficios.
Desde 1945 pasa a trabajar como modelista en el taller de Pedro Navia. Allí contacta con jóvenes promesas como Luis Ortega Bru y con su gran maestro, el escultor e imaginero Sebastián Santos Rojas, de quien sería su mejor discípulo entre los años 1946 hasta 1952, y su amigo el resto de su vida.
En 1952 inicia su carrera profesional en solitario, en un taller de la sevillana calle Viriato, en una época en la que Buiza se especializa en imágenes de Niño Jesús.
1962 fue una fecha clave en su vida, por un accidente de moto que lo obligó a estar hospitalizado un año, cuando se encontraba realizando el Cristo de la Sangre para la Hermandad de San Benito, una obra que supuso su gran oportunidad para demostrar su calidad artística. A partir de entonces su prestigio como imaginero asciende y el número de encargos ya no cesan.
Como cofrade, perteneció a las hermandades de San Benito y Hermandad de Vera-Cruz, y en ambas se le consideró como hermano honorífico.
Francisco Buiza también fue maestro admirable de un importante grupo de escultores muy reconocidos hoy en día en el campo de la imaginería religiosa, entre ellos, Álvarez Duarte, Francisco Berlanga o Juan Manuel Miñarro.
Fue un gran admirador de la escultura barroca del siglo XVII, especialmente de la obra de Martínez Montañés y Juan de Mesa.

Enclave actual de algunas de sus obras.

La obra escultórica de Francisco Buiza es extensísima, y se encuentra repartida por casi toda Andalucía. Se trata en especial de imágenes procesionales que pertenecen a distintas Hermandades de muchos de los pueblos y ciudades de las provincias de Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva o Málaga, aunque también pueden verse imágenes procesionales suyas en tierras no andaluzas como Canarias, Extremadura o Murcia.
Pero su obra escultórica va mucho más allá de las tallas de los titulares de las Hermandades, pues además trabajó como tallista en la composición y la decoración de algunos de los pasos procesionales al completo, especialmente de Sevilla capital, donde creó multitud de relieves e imágenes secundarias de ángeles, evangelistas o santos. Como ejemplo puede citarse el paso del Santísimo Cristo de la Sangre, de la Hermandad de San Benito, para el que realizó el programa iconográfico completo de ángeles querubines (36), evangelistas, y un gran ángel eucarístico que preside el paso; todo ello en su habitual estilo neobarroco característico.

 Sevilla
• María Santísima del Rosario (La Milagrosa)
• Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna (Las Cigarreras)
• Santísimo Cristo de la Sangre (Hdad. de San Benito)
• Santísima Virgen del Carmen ( Hdad Carmen de San Leandro)
• Sagrada Resurrección de Ntro. Señor Jesucristo, así como el ángel que lo acompaña en el paso (Hdad. de la Resurrección)
• La Virgen de Montemayor de la iglesia de san Juan de la Palma

Provincia de Sevilla
• María Santísima de las Lágrimas (Hermandad Jesús Nazareno) (La Puebla de Cazalla)
• Ntra. Señora de la Caridad (Hermandad de la Yedra, Écija)
• Ntra Sra. María Stma. de la Paz (Hermandad del Dulce Nombre de Jesús) (Estepa)
• María Santísima de la Concepción (Hermandad del Amor, Écija).
• Actuales manos de Nuestra Señora de la Esperanza de Écija.
• Restauración de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Écija en colaboración con el artista local Joaquín Ojeda.
• Unas manos para la Virgen de los Dolores en su Soledad (Hermandad de la Soledad de Albaida del Aljarafe)
• Cristo Resucitado (Hermandad del Cristo Resucitado (Herrera)), realizado a la vez y de similar factura al de la capital
• Imágenes titulares de la Hermandad del Santo Entierro Carmona
• Santísima Virgen de la Paciencia de Carmona (Hdad. De la Columna)
• Santísimo Cristo de la Vera Cruz (Hermandad de la Vera Cruz, Nuestra Señora de Belén Coronada y Santiago Apóstol, en Pilas)
• Santísimo Cristo Yacente (Hermandad de la Soledad Coronada Coria del Rio)
• Titulares de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder y Ntra. Sra. Del Carmen Coria del Rio)
• Divina Pastora de Almadén de la Plata
• Santa Marta (Patrona de Los Molares. Sevilla, año 1955)
 Málaga
• Cristo de la Agonía (Cofradía de las Penas)
• Cristo de la Exaltación (Reales Cofradías Fusionadas)
• Cristo de la Humildad (Cofradía de la Humildad)
• Nuestra Señora de la Caridad (Cofradía del Amor)
• Nazareno de Viñeros y Nuestra Señora del Traspaso y Soledad (Viñeros)
• María Santísima de la Trinidad Coronada (Cofradía del Cautivo)
• María Santísima de la O (Gitanos)
• San Roque (Patrón de Tolox)
Huelva
• María Santísima de Cala (Hdad. De la Virgen de Cala) en cala (Virgen de Cala)
Cádiz
• Santísimo Cristo de las Aguas (Hdad. de Las Aguas)
• Santísimo Cristo del Descendimiento (Hdad. del Descendimiento)
• Nuestra Señora de la Luz (Hdad. de Las Aguas)
• Nuestra Señora de la Salud (Hdad. de la Sanidad)
• Nuestra Señora de los Dolores (Hdad. del Descendimiento)
• María Stma. del Rosario en sus Misterios Dolorosos (Cofradía del Perdón)
• María Stma. de las Lágrimas (Hdad. de La Piedad)
• Virgen de la Trinidad (Hdad. de Medinaceli)
• Cristo de la Mirandilla del Colegio del mismo nombre
• Nuestro Padre Jesús Cautivó. El Puerto de Santa María.
Córdoba
• Ntro. Padre Jesús en su Coronación de Espinas
• Ntra. Madre y Señora Santa María de la Merced
• María Stma. de los Dolores, Alcolea (última obra de Buiza).

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.