¿Cómo será la Carmona del futuro?

(A modo de editorial de esta sección)/ Foto de portada: web del Ayuntamiento de Carmona

El equipo que hacemos el blogcity CarmonaParadise estamos concienciados de que la Tierra no es sólo un regalo de nuestros antepasados, que la hemos heredado para conservarla y mejorarla como préstamo de nuestros hijos y que ellos deberán tomarla en el mismo sentido para legarla a las generaciones que les sucedan.

Si los vecinos y vecinas de esta ciudad se preguntaran a sí mismos sobre cómo será la Carmona del futuro, puede que las auto-respuestas sean una página en blanco.
Si piensan en cómo les gustaría que fuera, seguro que cada persona ilusiona cosas maravillosas aunque le quede la duda de si entre todos seremos capaces de construirlas.
El presente es siempre el mejor momento para decidir sobre el rumbo que lleva el “adónde vamos”.

En cada decisión que tomemos sobre cosas esenciales deberíamos “preguntar su parecer” al menos a la quinta generación venidera.

No es fácil, pero merecería la pena. No es sólo tarea de los políticos, es responsabilidad de todos.

Me pregunto a veces, probablemente con mucha ignorancia agrónoma por mi parte, ¿Por qué no hay más árboles en Carmona, dentro de la ciudad y en sus alrededores?. He llegado a pensar que pudiera ser porque esta latitud y sus condiciones climáticas no lo admiten. Pudiera ser así, no lo sé, le preguntaré a entendidos en ello. Lo que sí sé es que los árboles que nos alegran en las calles y en algunas otras zonas, fueron plantados muchos años atrás para beneficio de los que hoy aprovechamos su sombra, su paisaje, el canto de los pájaros, la mirada verde complemento de la piedra milenaria y del blanco del sabor andaluz que llena de vida y alegra nuestra vista, el pulmón que refresca la posible contaminación…

¿Y si motiváramos a cada niño y niña, a cada joven, en un buen plan asesorado de futuro, a plantar un arbolito y a comprometerse a vigilar y mimar  su crecimiento, por el simple hecho de que los que vengan dentro de cien años se encuentren un vergel?. ¿Y si lo hacemos los mayores también?

“Cuando un hombre o una mujer planta árboles bajo los cuales sabe muy bien que nunca tendrá la suerte de sentarse, ha empezado a descubrir el significado de la vida” — Elton Trueblood.

Carmona tiene la fortuna de la implicación en sus decisiones cotidianas de grupos y políticos honestos que gestionan y/o han gestionado en gobierno o en oposición el municipio, cada uno con sus aciertos y sus errores. Sería una lástima que unos no sepan apreciar las bondades de los otros y los otros tampoco las de unos. No conozco Carmona suficientemente, en este sentido, pero cuando de la estabilidad del futuro de nuestros hijos, y de los hijos de los hijos de aquéllos, se trata… hay que hablar hasta entenderse.

Al margen de los grupos políticos y de sus indiscutibles logros, también hay otros muchos artífices de lo bueno que tiene Carmona. Ciudadanos individuales, asociaciones, hermandades, peñas, colectivos solidarios, creadores, profesionales de todos los oficios…
Carmona se mueve en  planes de actuación, programas de futuro, órganos de participación ciudadana, encuestas abiertas a los vecinos sobre planes a consulta…
Sin duda, es un buen camino hecho el emprendido para llegar a dibujar un mejor futuro todavía para nuestros hijos.

¿Será un sueño pensar que la Carmona del futuro pueda ser mucho más igualitaria, más justa, más sostenible, más ilustrada y más formada, más alegre, más humana, con mejores oportunidades de trabajo, de realización personal, más vivible sin perder las características que hoy por hoy la hacen única?, ¿Es posible que se consiga que esta sea la capital de la Felicidad de todos los que viven aquí con buena voluntad?.

En esta sección pondremos altavoz a los planes de futuro de Carmona, a sus sueños ciudadanos… Hablaremos de Educación, de sostenibilidad, de siembras de bienestar social de futuro, de planes, de ideas, de talento joven…  Y lo haremos con la mirada limpia de rencores, con vocación de encuentro en el posible debate de las ideas si lo hubiera.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.