Caminos de bienestar desde Carmona. Al otro lado del sedentarismo: el grupo de senderistas de Chica Barrera.

Cada miércoles, desde octubre a finales de junio, la Delegación de Deportes, Salud y Consumo y Mayores del Ayuntamiento de Carmona les propone una ruta, mezcla de cultura y caminata deportiva.

En la trayectoria de la actividad ya han andado por las distintas y atractivas rutas y parajes de Carmona, por los pueblos cercanos y por lugares de interés de toda la provincia de Sevilla y de algunas otras de Andalucía. Han viajado a muchos sitios, pero sobre todo al interior de sí mismos.

219 apuntados acuden al encuentro de andar, con la constancia que sus vidas privadas les permite (cada uno va cuando quiere y puede). Ya son más que un grupo de andarines, son un grupo de convivencia que andan juntos.

Hace unos días se reunieron para proyectar sus fotografías de recuerdo del curso que ha pasado y, como hacen siempre, aprovecharon para tomar algo juntos. Llevan viandas gourmet preparadas por ellos y ellas para compartir libremente y que otros del grupo puedan saborear sus distintas creaciones culinarias. No es fácil describir el banquete que organizan en un santiamén. Cocinan de premio. Y cantan y bailan…


Chica Barrera y el Concejal Delegado de Deportes, Salud y Consumo y Mayores, Enrique Becerra, esperando la llegada del grupo para la presentación de la película.

Visto lo que vi allí, me resultó paradójico que estuviera organizado por la Delegación de Mayores. Parecía más propio del área de Juventud, ¡porque vaya gente más animada y con más vida!.Claro que en ese caso dejaría de llevarlo (sin menosprecio de nadie) esa gran dinamizadora social que es Chica Barrera, a quienes no solo le han compuesto en homenaje un pasodoble sino que la quieren como “suya” y eso es un mérito que no se consigue ni fácilmente ni cualquiera. Lo he visto y me ha resultado precioso. En la vida importa más cómo nos quieran que como crean vernos y Chica Barrera puede sentirse muy orgullosa y feliz porque tiene ganado el corazón de muchísimas personas.

Ahora que caigo, creo que está bien encuadrado en la delegación hablada, porque es la que lleva el área de Salud. Claro, es que esta actividad es una medicina para el alma, un bálsamo según me cuentan algunos participantes. El gran neurólogo experto en el funcionamiento del cerebro Oliver Sacks solía decir a sus pupilos médicos residentes que es en la noche cuando se reconstruye  la memoria y que si la ayudamos con vivencias y recuerdos bonitos y felices se reactiva nuestra capacidad de entusiasmo por seguir viviendo y disfrutar de la vida. Qué satisfacción más grande acostarse cada miércoles rendidos y plenamente satisfechos después de haber andado 10 kilómetros en compañía y haber convivido con este grupo de gente maravillosa.
Emulando al Principito… Si sé que el miércoles próximo iremos a andar de nuevo, empezaré a ser feliz desde hoy jueves. Los ritos son necesarios.

También es verdad que desde esa área se lleva Deporte y andar es claramente un deporte. Calculo que este grupo ya ha hecho a pie este año algo más de 400 kilómetros. Se dice pronto.
La virtudes de este deporte como tal son conocidas por todos así que no voy a aburrir con obviedades. Tan solo decir que los músculos y huesos también se ven beneficiados por esta actividad y que, al tratarse de una actividad al aire libre que generalmente se practica en el campo o en la montaña, el senderismo nos permite respirar aire mucho más puro y a evadirnos de nuestras numerosas obligaciones diarias, permitiéndonos un paréntesis necesario tanto físico como mental.

«La juventud no es un periodo de la vida es un estado del espíritu».
No dejamos de divertirnos y de “jugar” porque nos hacemos mayores; nos hacemos mayores porque dejamos de “jugar”. Y eso se comprueba en este grupo de personas ilusionadas y emocionadas en compartir y ampliar horizontes.

De «taitantos» años.
El grupo lo componen  personas de entre 40 (el más joven de los inscritos) y 82 (la mayor, encantadora también). Así que sus edades no están encuadradas en la llamada «tercera edad» sino que podemos decir que son más bien un grupo de personas de “cierta edad”.

Están llenos de anécdotas, algunas de ellas las he podido conocer, pero entiendo que deban ser contadas por ellos si te acercas a su ámbito. Si no, te las pierdes.

Las rutas y su nivel de dificultad
Estas rutas senderistas están recomendadas también para personas mayores que presentan una condición física media o quieran iniciarse en la práctica del senderismo, ya que están diseñadas con recorridos de entre 8 y 10 kilómetros de distancia, sin grandes desniveles ni dificultades sorprendentes en el terreno por el que discurren los senderos rurales elegidos.

Gente Maravillosa de diferentes «brillos».
El grupo sabe convivir en el encuentro de sus distintos niveles culturales, hay personas muy ilustradas y otras que no tuvieron por alguna injusticia maldita de la vida esa oportunidad.  En todo caso cuando nos llamen a otro mundo no nos valdrán de mucho habernos sabido las tablas de multiplicar y sí  la capacidad de compartir y otras cualidades humanas en la que aquí todos son doctores cum laude.

Todos enriquecen y alegran la vida de los demás, cada uno con su estar y su saber que comparten con ternura. Los hay chistosos, dicharacheros y también más anónimos pero cada persona con su forma de ser  alegran a los demás simplemente con estar conviviendo predispuestos y acogedores al grupo.
El ejercicio de andar juntos, activa sensaciones que alegran la vida al más tristón.
También existe un grupo de incondicionales que ayudan a que todo salga con la sincronización que necesita una actividad de tanta logística. Chica barrera dice que sin ellos sería imposible.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.