‘Beee…Beee’ Locuras Bucólicas, de ETC

Una espectacular representación teatral puso de manifiesto la altísima calidad de la Escuela Municipal de Teatro de Carmona (ETC) que dirige Ana Ropa.
Se celebró en el Gran Teatro Cerezo de la localidad.

Una genial puesta en escena con performance previa incluida levantó los aplausos del público en más de quince ocasiones y acabó con el teatro entero en pie.
Seis años de Escuela de Teatro con alumnos fieles y constantes en su aprendizaje han puesto un colofón de lujo con la representación de “Beee Beee” (Locuras Bucólicas).
Este año han ido un paso más allá y los alumnos además de intérpretes, han sido los creadores de las escenas.
Los asistentes hemos podido disfrutar de escenas creadas para la ocasión y de otras inspiradas en referencias del cine, del teatro y de la televisión que recuerdan a Ingmar Bergman o los Monty Python.


Veinte actores y actrices de variadas edades que han sabido llegar al público con su maravillosa interpretación haciéndonos pasar un rato de diversión y asombro ante tanta genialidad.
Carmen Thione, Claudio López, Roberto Cabezas, Alejandro Rodríguez, Natalia Cabezas, Juan A. Rodríguez, Mar Saucedo, María Iglesias, María del Mar Cerdera, julio Iglesias, Esperanza Rodríguez, María del Monte Balsera, María Isabel Caballero, Paqui Falcón, Loli Falcón, Valêrie Dianoux, Ángel Serrano, Elisa Molina, Rosario Valencia y Julio Pastor.

En las diferentes fases de esta producción teatral, pusieron un significativo apoyo, la técnica vocal y musical de Isa Ramírez; el diseño y la iluminación de María Viñuela; los técnicos de sonido Alfonso Ávila y María Viñuela.
La escenografía era de la propia compañía ETC, así como el vestuario del que también se preocuparon Isabel Caballero y María del Monte Balsera. El diseño gráfico lo movió Valêrie Dianoux y la producción estuvo a cargo de la Asociación de Amigos del Teatro de Carmona. Colaboró la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento y en taquilla estuvieron Rosa de la Vega, César Guerrero y Carmen Jiménez.


La directora Ana Ropa merece una mención especial. Ella supo dar continuidad al desarrollo de las catorce escenas que componen la obra con movimientos escénicos invisibles que llenaban las tablas de talento coordinado. Es dificilísimo llegar hasta el momento de la representación, armar un espectáculo tan bien hecho con actores y actrices aficionados que interpretaron con tanto nivel y elevar todo ello a la categoría de convencer al público. Se nota su experiencia y su maestría.

Me cuentan que la ETC se creó en 2012 y desde entonces cada curso ha tenido como objetivo formar de la manera más comprometida a los alumnos. Dela mano de Ana Ropa, los alumnos no solo aprenden las diversas técnicas de interpretación que existen y los entresijos de una compañía de teatro profesional, sino también el trabajo en equipo, el respeto y la tolerancia.
El elenco de alumnos y alumnas lo componen personas desde los once hasta los setenta años.