Anoba Hidalgo expone en Carmona

Es la segunda exposición de Anoba Hidalgo, una jovencísima fotógrafa con un presente interesante y mucha proyección de futuro.

Expone hasta finales de septiembre en el templo de la cultura de Carmona – la Biblioteca Municipal ‘José María Requena’- veinte fotografías captadas en Granada, pero alejadas del tópico monumental de esa bella ciudad.

Yo exclamé nueve veces “wow” ante nueve imágenes que me conquistaron más que las restantes. Y, como a cada gusto le encandila el arte de una forma, pude advertir también coincidencias y variaciones en la apreciación de otros visitantes con los que compartí el momento e intercambiamos opiniones (algunas con más filia hacia otras fotografías distintas a las elegidas por mí). Eso es lo bueno, la diversidad de recepción en la llegada a los ojos, de una obra artística.

A mí me encantó comprobar el presente artístico de Anoba que me hace augurar que si el presente es continuo su  futuro artístico será perfecto /CP


Si puedes hacerlo, acude en directo a ver la exposición, merece la pena. Si no, entra en TV Carmona -siempre presente en la vida cultural de Carmona- y date un paseo  (enlace directo)  por la obra gráfica de Anoba Hidalgo


CP.-  ¿Cuándo empieza tu afición, qué te lleva a ello y cuándo decides que quieres dedicarte a entrar en la Fotografía de forma profesional?
AH.- Mi afición por la fotografía empezó hace muchos años. Mi padre ha sido fotógrafo aficionado desde su juventud y yo desde pequeña le cogía la cámara (muchas veces sin permiso jajaja) y me salía al jardín o incluso hacía fotos dentro de casa. Poco a poco empecé a tener más ganas de hacer fotos y ya salía con él al campo o a veces en los viajes también me dejaba intentarlo con su cámara (ya empezaba a confiar en mi). Tras mucho tiempo intentando convencerlo, conseguí comprarme mi propia cámara y fui aprendiendo más y más. Hasta el punto de planteármelo no como una afición, si no como algo más. Me costó mucho convencer a mis padres para que me dejaran estudiar el bachillerato de artes y ahora un ciclo superior de fotografía, pero supongo que habrán visto que la fotografía para mí es algo más.

C.P.-¿Cómo definirías tu estilo?
AH.-Creo que no tengo un estilo marcado, pues me gusta tocar todas las ramas en la fotografía, pero sí es verdad que las que más me transmiten son las fotografías de reportajes, tanto social como documental o periodísticas.

CP.-¿Tienes algún ídolo o referencia dentro del mundo de la fotografía?
AH.-No tengo un solo fotógrafo favorito, sería imposible para mí escoger solamente a uno, pero sí que he seguido  y me encantan las trayectorias artísticas de Louis Faurer, Robert Frank o Vivian Maier, por ejemplo entre tantos otros a quienes admiro profesionalmente.

CP.-¿Tus fotos son pensadas en estudio previamente o surgen naturalmente en el momento?
AH.-Depende del estilo de fotografías que quiera, las pienso antes o no. En la fotografía de reportaje no puedes preparar nada de antemano, pues las fotografías se realizan en lugares aleatorios, con gente desconocida y nunca se sabe las luces y las sombras que va a haber en ese lugar a una determinada hora o la composición que vas a lograr. La fotografía de reportaje depende de muchos factores que no dependen de ti, yo nunca las he preparado.

CP.- ¿Qué has querido transmitir con tu exposición?
AH.-Me gustaría comentar que todas las fotografías han sido realizadas en Granada, pero no quise ponerle un título a la exposición acorde a esto, pues la gente iría con una predisposición a encontrarse las típicas fotos turísticas de la Alhambra o del Albaicín y eso no es lo que yo quería dar a conocer de esta ciudad, prefería mostrar los rincones escondidos, la gente de allí… Y no sé porqué he escogido esas fotografías, quizás me transmitían algo que otras no conseguían. He utilizado la figura humana en la mayoría de las imágenes, pero también quise incluir algunas donde predominara el lugar, que también es importante dentro de una composición.

CP.- ¿Dónde quieres llegar con la fotografía? ¿Cuál es tu sueño?
AH.-Siempre ha sido poder recorrer los lugares más recónditos para fotografiarlos y enseñárselos a las personas que no pueden ir. Ya he comentado antes que lo que más me gusta son los reportajes y el fotoperiodismo y, aunque sea muy arriesgado, me encantaría poder ser fotógrafa de guerra. Quizás reflejando el drama de la guerra alimentemos los deseos y la búsqueda de la paz.
CP.-¿Cuáles son tus motivos preferidos a captar con tu cámara?
AH.-Siempre procuro captar momentos, de eso se trata la fotografía, de conseguir congelar un instante, un movimiento. Personalmente, las luces y sombras son lo que más me llaman en una imagen, aunque también considero muy importante la composición. Pero creo que a pesar de toda la técnica que pueda uno tener y todo lo que haya estudiado, lo único que importa es estar justo en el lugar a la hora exacta y con la cámara en la mano.

CP.-¿Qué es para ti una buena fotografía?
AH.-No puedo decir qué es una foto buena, la belleza es subjetiva y puede que algo que a mi me encante a otra persona le parezca horrible. Como he comentado antes, si una fotografía tiene una buena composición y buenas luces, ya gana mucho; no obstante, lo importante es el momento y saber contagiar al espectador y hacer que le produzca algún sentimiento.


La exposición fue inaugurada por el propio alcalde de la ciudad, Juan Ávila y por Ramón Gavira, concejal delegado de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico. Asistieron también concejalas y concejales de Carmona

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.